Corto documental de Roberto Garay e Isusko Barrenetxea, en el que ambos trailrunners viajan a las Islas Feroe para correr (y re-correr) sus lugares más emblemáticos. Y es que, cuando se unen dos pasiones como el running y viajar, sólo puedes llegar a lugares extraordinarios.